Happy Sakura. 春

- El diario de Sonia, Fase.

- Querido diario me llamo Sonia, & desde hoy, voy a contarte todo lo que me pasa, tanto lo BUENO, como lo MALO.

27 de septiembre:

- Hoy empiezo a escribirte, mi vida no es emocionante, espero no aburrirte, hoy no me ha pasado na fuera de lo normal, espero que mañana cambie & tenga que contarte, bien, te contaré cosas de mí pa conocerme, pa no perderte con cosas que puedan sucederme, me llamo Sonia Pérez tengo 19, me gusta asomarme a la ventana cuando llueve, vivo en un pequeño barrio, al este de Logroño, lleno de hojas de árbol cuando se acerca el otoño, vivo con mi padre, con mi madre & con mi hermano y aquel perrito que compramos en verano, trabajo en la oficina, soy diseñadora gráfica, mi jefe dice que tengo una imaginación mágica, sueño con encontrar el amor al fín, ese amor que me esquiva y algún día me hará FELIZ.

2 de octubre:

- Como me ha gustado este concierto, lo he pasado en grande y mi padre no está despierto, se que es tarde pa escribirte, no podía aguantar, al chico que estaba al lado, no me lo puedo quitar.

Día 4:

- Hoy me lo he encontrado en el café, vaya casualidad, aún no me lo puedo creer, estaba en una mesa, sentao sólo y con un libro, mirando su café descafeinado y pensativo, miraba el móvil como si esperaba una llamada, sin darse cuenta como cautelosa lo observaba, tocándose el cabello y el cigarro en la otra mano, ojeras hasta el pelo de haber despertao temprano, se levanta y viene en dirección a mí, me da un papel y dice: Espero verte aquí.
Se había dado cuenta de que le estaba mirando, me había dao su número y me estaba mareando.

4 de noviembre:

- Ha pasao ya un mes, te habrás preguntao el por qué ya no me ves, te explico, aquel día llamé al chico del café, quedamos y acabamos en el parque San Miguel, allí las risas y miradas terminaron siendo besos, ese día todo fue como era en mis sueños, todos los días al salir de trabajar, venía a recogerme con el coche donde el bar, un día al cine, otro a cenar, al parque o a jugar, las horas se pasaban como sin querer pasar.

14 de noviembre:

- Hoy mi padre me ha pillado, me ha visto con el chico y la de dios nos ha montado, me ha dicho que no me vuelva acercar a ese cerdo, no sé que hacer ni que decirle, coño que lo pierdo, no se da cuenta a su edad había pasao igual, es tan testarudo que no le permitía más.

4 de enero:

- Me he marchado de mi casa, estoy viviendo con mi chico y no sé lo que pasa, es como si el sueño no durara eternamente, como si se estuviera transformando lentamente, aveces bebe un poco más cerveza de la cuenta y me obliga hacerle cosas que sabe que me revientan, aveces se le va la mano, ¿Qué le voy hacer?
Son cosas que a cualquiera le pueden suceder.

4 de febrero:

- Empiezo a preocuparme un poco, tengo un brazo roto y el se puso un poco loco, la culpa es mía, no sé valorar bien lo que tengo, soy poco para él está conmigo y yo me quejo, en el trabajo dicen que tengo que denunciarlo, es un maltratador y que tengo que abandonarlo, yo sé que no es así porque no lo conocen no pueden denunciar a cualquiera en cuanto nos rocen.

4 DE MARZO:

- HOY, te escribo pa DESPEDIRME, ya no volveré NUNCA a LLORARTE NI A REÍRME, la última paliza fue sin duda la PEOR, se descontroló y hundió mi cabeza en el RADIADOR, las balas en mi cuerpo no dejaban RESPIRAR, al espejo que observaba mi dolor al suplicar, la pared enrojecida y mis rodillas en el suelo, plasmaban una imagen que tiemblo si la recuerdo, NO VOLVERÉ A MIRAR LA LLUVIA DESDE MI VENTANA.
QUERIDO DIARIO HOY NO TE DIGO HASTA MAÑANA...
Música. | Comentarios:8 | Trackbacks:1 |

- Tal vez.



- TAL VEZ.

~ Ya empieza a hacer frío.
Música. | Comentarios:0 | Trackbacks:1 |

Grillos de Suzumushi.

Como dije en otra entrada anterior, el otoño llegó ya el 23 de septiembre & en japón las tranquilas noches se sumen en el alboroto de los grillos.
Los grillos en Japón se llaman "Suzumushi", & allí (Y en otros lugares, claro) se puede escuchar el romántico canto de los grillos por la noche, lo típico es apagar la luz & abrir la ventana, así escuchar el maravilloso canto de los mensajeros del otoño en Japón.

.

- Imaginaros el canto de los grillos junto a ese paisaje, desde la ventana de tu habitación.

Culturas. | Comentarios:1 | Trackbacks:0 |

Año Nuevo en Japón, Shougatsu.

Hoy os contaré mediente este texto de que trata el Año Nuevo en Japón:

Es una de las más importantes, por no decir la más importante de las fiestas en el calendario japonés. Durante los días anteriores al final del año, se celebran las bounen-kai, (fiestas para olvidar los problemas y preocupaciones del año que se va acabar). El Año Nuevo se celebra durante 4 días, antes y después del primero de enero (Gantan). Las oficinas cierran alrededor del 29 de diciembre y no abren hasta el 4 de enero (nenmatsu-nenshi) y sólo los servicios más esenciales, como transporte y empresas de entretenimiento permanecen abiertos durante estos días, aunque en los últimos años hay una tendencia creciente a abrir comercios el día de Año Nuevo. Debido a los días de fiesta consecutivos, también existe una tendencia creciente a celebrar en el extranjero o en estaciones de ski el Año Nuevo. Durante los días previos, es tradicional hacer una limpieza de la casa más exhaustiva de lo normal (oo-souji), con el fin de purificar la casa para el Año Nuevo, y preparar la comida típica durante estas fechas, el o-sechi ryouri. En parte porque las tiendas solían permanecer cerradas durante las festividades del Año Nuevo y, en parte, porque es un tiempo de descanso en las labores domésticas, había que preparar comida que durase varios días. En la víspera del Año Nuevo, es tradicional comer el toshikoshi soba (toshikoshi=pasar el año, soba=un tipo de tallarines) para asegurar la prosperidad y longevidad. Mucha gente se reúne delante de la televisión durante la Nochevieja para ver el Kouhaku uta gassen, un programa emitido por la NHK (la televisión pública japonesa). En este programa, actúan los cantantes que han gozado de mayor popularidad durante el año que acaba, a veces con puestas en escena bastante espectaculares.
Durante el Año Nuevo, las familias se reúnen y dan la bienvenida al dios del año entrante (toshigami) con zoni, una especie de sopa que contiene mochi (pasta de arroz muy consumida durante el Año Nuevo). Los platos con base de verduras son muy populares durante estas fechas, en parte porque son fáciles de preparar y de almacenar. También son muy comunes los kakis secos, castañas (asadas o en otro tipo de preparaciones), piñones, diversos pescados preparados de diferentes maneras y otros alimentos que varían según las regiones.
En la víspera del Año Nuevo, es típico decorar las entradas de las casas con el kadomatsu y el matsukasari, decoraciones hecha de pino o pino y bambú. El kadomatsu se supone que atrae la buena suerte a la casa. Otro tipo de decoración es el Shimenawa, una cuerda sagrada hecha de paja en el que se cuelgan tiras de papel en zig-zag, que se pone en las entradas de las casas para prevenir que los malos espíritus penetren en ellas.
Justo antes de medianoche, las campanas de los templos (joya no kane) suenan 108 veces (8 veces en el Año Viejo y 100 veces en el Año Nuevo), por los 108 pecados del hombre en la tradición budista. Se dice que si se escuchan todas las campanadas, se pueden liberar de todos los pecados. Los japoneses celebran muchos “primeros” (hatsu) durante el Año Nuevo: la primera visita a un templo (hatsumoude), el primer amanecer (hatsuhinode), el primer sueño (hatsuyume), el recibimiento de la primera mercancía (hatsuni), la primera escritura caligráfica (kaizome)... Durante el Año Nuevo, es común recibir las Nenga-jou, o postales de Año Nuevo, que son enviadas por millones durante las semanas previas al fin de año. Las postales están decoradas normalmente con dibujos del animal que representa el nuevo año de acuerdo con el Calendario Chino (el año 2002 es el Año del Caballo, Uma-doshi) y con las felicitaciones del Año Nuevo. Los niños reciben dinero en sobres especialmente decorados (otoshi-dama).
Tradicionalmente se jugaban varios juegos, como el hane-tsuki, una especie de badminton, aunque ahora las raquetas del hanetsuki son vendidas como objetos decorativos. También es muy común volar cometas (tako-age) y jugar karuta, una especie de juego de cartas en las que están escritos fragmentos de poemas o refranes. En el juego, un jugador lee la primera parte del poema o refrán mientras que el resto de los jugadores buscan la carta en la que la segunda parte está escrita. Se trata de un juego bastante estimulante desde el punto de vista educativo y competitivo.
El 7 de enero es tradicional el comer nanakusa-gayu, una especie de potaje hecho con siete variedades de hierbas y el 15 de enero, se come azuki-gayu, un potaje hecho con judías rojas.
Las decoraciones tradicionales son eliminadas hacia el 14 de enero y son quemadas esa noche en un gran fuego. Los participantes cantan canciones, asan pasteles de arroz y rezan para atraer la suerte.

Cena de Año Nuevo, en Japón:
r

Simplemente, me parece INCREIBLE.

Sayo. ~
Culturas. | Comentarios:7 | Trackbacks:0 |

El otoño ya llegó.

El otoño ya llegó:

La piel del otoño es melocotón,
sus mejillas huevo,
sus ojos melón,
el otoño lleva,
heno en los bolsillos,
& unas zapatillas de color membrillo.
La la la ...
El otoño pinta todo con café,
naranjas tomates y gotas de miel.

OTO

- Ahí os dejo una foto del maravilloso AC: LGTTC, en pleno otoño.

Mi Villaviciosa. | Comentarios:0 | Trackbacks:0 |
| Inicio | NEXT>>